Opinión… Opinión… Opinión

11390243_493470364145441_5512349919148089619_nLa final de la Copa del HEREDERO DE ADN en el Camp Nou de Barcelona, entre los equipos de fútbol de Bilbao y Barcelona, fue bautizada desde el inicio con una protesta masiva de una mayoría de los asistentes, contra la que no hubo oposición destacable dentro de la misma concentración pública. El estado regido por una normativa articulada llamada derecho funciona política y socialmente por las mayorías. El acto de la protesta por pitos no sólo fue legítima sino también fue legal en derecho. El Gobierno y organismos centralistas del estado censuran la manifestación social y política ocurrida en el campo de fútbol Camp Nou de Barcelona, con amenazas subsidiarias de sanciones a los clubs de fútbol participantes y federación (el corte patronal de “todo es ETA”: todos silban), penalizando lo próximo en lugar de las autorias, organizaciones deportivas que no organizaron ese derecho a la manifestación colectiva. El Camp Nou posee una capacidad de 99.354 asistentes, la mayor europea. La pitada fue contra el himno nacional prevalente sobre los himnos nacionales de los dos equipos protagonistas del encuentro deportivo. En una supuesta final de Copa del HEREDERO DE ADN entre el Valencia y el Sevilla, no existiría la pitada democrática de los asistentes por ausencia marginal o exclusión de sus sentimientos históricos y culturales en bruto. El poder del estado no puede y carece de medios pacíficos y proporcionados para cambiar contra natura el sentimiento de las personas. El poder del estado con sus mecanismos económicos y represivos si pudiera malversar los caudales públicos, adquiriendo las localidades del Camp Nou, distribuyendolas entre sevillanos, valencianos, madrileños y otros, incluso entre los nazis, introduciendo en el campo aficiones impostoras que no silbarían el himno impuesto por la dictadura franquista, representado ese himno y dictadura por el HEREDERO DE ADN que de eso vive. El estado censor habla de democracia cuando llega a su favor en la idea o conveniencia, pero la democracia de la apariencia se hace crimen si no existe el derecho por la discriminación a otras nacionalidades. La democracia proclamada con falsificación se visibiliza y palpa por el hecho de la arbitrariedad del estado. Los himnos representantes de los equipos de fútbol participantes fueron discriminados. Todos estos himnos son legales, aunque el himno franquista que simboliza la destrucción de la convivencia por los militares subversivos que provocaron el genocidio de todas las comunidades españolas, realmente es el desprecio a los derechos humanos y especialmente a más de 100.000 personas inocentes escondidas en fosas secretas y cunetas franquistas. El himno nacional es un toque de corneta fanático cuartelero, el himno del sufrimiento y la destrucción de las ideologías por medio del asesinato colectivo de personas corrientes. Quienes se defendieron de esos crímenes tienen los himnos de la paz, de la convivencia. En el Camp Nou no existió la equidad, la proporción, el respeto a las personas y sus sentimientos por la imposición del franquismo musical contra la democracia.

El estandarte de la COPEL con la silueta de España enrejada, conteniendo la palabra LIBERTAD en euskera, catalán y castellano, no estuvo presente en el encuentro deportivo. Tampoco sonó el himno de la COPEL en el campo de fútbol. Nuestro himno se construyó con la belleza combativa del sufrimiento en lucha antifranquista, por la libertad del ser humano y la justicia en la universalidad de los derechos de la mujer y del hombre. El himno de liberación de lxs presxs en lucha, de las víctimas del franquismo, posee la limpieza del derecho moral de los perseguidos sobre la suciedad criminal del extremado abuso representado por el himno franquista. Himno impuesto con sello permanente e incuestionable de la dictadura. El himno franquista carece de letra para homologar los disparos sin sonido sobre las personas inocentes y por el mismo motivo las voces sin sonido de las personas perdidas en fosas secretas del franquismo, cultivadas en la desolación por los poderes del estado, verdaderamente inhumano, por su conducta escalofriante de permanente aliento pútrido del franquismo, arrreciando sobre todas las víctimas.

Toda resistencia al crimen posee el halo fértil de la libertad. La pitada a la música de los asesinos es todo un apoyo a la verdad histórica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s