¡Amnistía para José Antúnez!

10955690_927406063958087_5356346760135386392_n

Los primeros 18 años de la vida de ANTÚNEZ fue en plena dictadura, en vida del mayor asesino español del pasado siglo. Los tres siguientes años los vivió en el franquismo constitucional. Visibilizamos claramente a ANTÚNEZ víctima del franquismo, como todas las personas oprimidas en los barrios obreros, especialmente castigados por el abandono y el miedo, por la parálisis laboral y el hambre, objetivo histórico opresor por mansedumbre forzada a la única clase social susceptible de rebelarse contra la delincuencia militar organizada en el estado impostor. El calificativo impostor se acierta por su condición descriptiva, por la escala que va del terrorismo indiscriminado a la opresión electa con controles desbordables e imperfectos de los derechos humanos. La violencia de las fuerzas represivas franquistas también alcanzó a ANTÚNEZ, por medio del dolor físico y psicológico policial, con secuestro carcelario. La Ley de Amnistía exactamente anula los delitos de las autoridades y funcionarios franquistas. El trato social y sobre todo el personal recibido por ANTÚNEZ le convirtió en un beneficiario de la Amnistía del 15-10-1977. En esa época las columnas franquistas dominaban todas las instituciones: el Gobierno de Adolfo Suárez, la mayoría parlamentaria del yugo y el poder judicial empetado de la criminalidad histórica togada. Este conjunto de columnas superiores, con poder de estado absoluto, decidió no aplicar sus propias leyes a las víctimas individuales del franquismo, concertando el incumplimiento del Artículo Segundo de la Ley 46/77 para que los delitos permanecieran vivos en las víctimas mientras que los autores de esos crímenes del Artículo Segundo eran amnistiados en masa. La mayoría de la oposición parlamentaria negoció en la Moncloa la impunidad masiva de los dictadores y la aplicación parcial de la Ley de Amnistía, a los grupos de los archivos: sindicalistas y gentes armadas o no pero organizadas contra el franquismo, dejando en la cárcel a las víctimas mas débiles que eran la mayoría, entre otras la inaplicacion de la Ley a JOSÉ ANTÚNEZ BECERRA. El imperio de la Ley es la quimera con la que el borbonismo estafó a la sociedad y al mundo entero. El borbonismo sabía que las personas individuales permanecían sin altavoz por su aislamiento, por su desinformación y por la carencia de archivos, destruidos por el Ministro falangista Martín Villa. El borbonismo atacó con dureza a las personas que pudieran dar la batalla con sus actos y palabras, con el razonamiento, la Copel, los miembros de está asociación humanitaria con conocimiento para presentar la oposición democrática por la justicia histórica y por los derechos humanos.

El derecho negado a ANTÚNEZ BECERRA le convierte también en víctima del borbonismo. ANTÚNEZ lleva toda la vida secuestrado por los crímenes de estado. Las instituciones tienen la desfachatez de crear Juntas de Tratamiento y Rehabilitación en las prisiones para reintegrar a los presos en la sociedad, que es igual que las víctimas se conformen y admitan los crímenes del estado que viven en ellos, algo tan disparatado como que el herido perdone al agresor legitimando que le hiera a diario. Que la víctima reconozca humana la actitud del vulgar delincuente de estado que lo es permanentemente e irrevocable en sus crímenes imprescriptibles.

José ANTÚNEZ BECERRA es doble víctima del franquismo y del borbonismo y los grupos de apoyo debemos de pedir la aplicación de la Ley de Amnistía al secuestrado ANTÚNEZ. La Amnistía es un derecho. El estado lleva violando su propia ley 38 años. Sin embargo la delincuencia oficial organizada en el borbonismo sí aplica la Ley si esta perjudica A JOSÉ ANTÚNEZ BECERRA.

Por asumir las instituciones borbonicas la vitalidad en el presente de los crímenes del franquismo, les acusamos de ser los responsables de aquellos pechos reventado que agotaba su voz antes de las fosas y en ellas.

ANTÚNEZ se amotinó en defensa propia y por estado de necesidad. Denunciamos a todos los gobiernos borbónicos sin excepción por terrorismo permanente contra las víctimas del franquismo. Esta corrupción carece de razón legal y moral para mantener preso a JOSÉ ANTÚNEZ BECERRA. El borbonismo legisló con tejido de araña inyectando el veneno en su perversa aplicación inicua. Gran discurso parlamentario presentando el estruendo de una noche de pánico, el gran mugido. La tribuna bocifera bocanadas de sangre de inocentes, contaminadas por religiones estafadoras, incrustando la vida en el mojón que nace desde lenguas bífidas de bichas homicidas. Puta puta puta es la cuenta corriente con la que roban la vida de los presos sociales. Euros euros euros los delincuentes llaman por su nombre a sus víctimas. Confunde el fascista por su buena imagen de restaurante. Matan matan matan con la disciplina de la tortura. No saben o no razonan de la vida mas allá del talonario y del hotel: de eso nos desviven. Socorro, qué angustia, la policía es guardaespaldas del mafioso. La vibración del grito pulsa el dolor de un pueblo.

Levantan una bandera que no escucha el grito desgarrado que circula por el dolor de los tiempos. Escucha el anterior siglo y este, percibimos el estallido mas terrible de la desesperación de las víctimas. Con sangría lenta mueren las ideas por los periódicos subvencionados por la mafia. Muere, idea. Sufre, pensamiento. Sólo ANTÚNEZ tiene mas dignidad que todos los consejos de ministros que se comen al pueblo desde el borbonismo. Nos reducen a la categoría de basura por los contenedores, pero el estercolero está en el Parlamento. Corrupto, escóndete en el escaño o en el despacho del crimen, no conseguirá la amistad de las personas responsables. Ante ese desperdicio, la vida limpia tiene todos los tiempos de la conciencia tendida al sol. ANTÚNEZ tiene el sol y vosotros sois la sombra que sale disfrazada a la luz, con la capucha del verdugo para que no os deslumbre la verdad.

Generoso, justo, honrado, equilibrado, ético y razonable son palabras confusas en el idioma del crimen. Con la moratoria de la civilización habéis adentrado la claustrofobia del desastre, el ramal que une la visión apocalipsis de los piojos, parásitos bípedos que os entornan atrayendo una tormenta de lacras con su olor de orines y caca fresca, la fruición como un café y para el unte de la tostadas culito. Culito palante vais como locos con histrionismo desconsiderado, con el respeto perdido, con el humanitarismo humillado, con la abyecta oscenidad levantando la fea imagen de la zarpa, la falsificación de la vida, los disparos del ultraje, el mismo precio secuaz resolviendo el peculio ante el Fuhrer. Afrenta, hay que penalizar la palabra que sale amarga de los labios en la soledad del auxilio, la nuez mosqueada que al levantarse permanece encima de los despreciables.

La delincuencia borbónica ha robado la Ley de Amnistía a José ANTÚNEZ. La corrupción borbónica olvidó aplicar la Ley. Está desmemoria ha destruido a decenas de miles de personas víctimas directas del franquismo. Que corazón sucio y malvado habita en Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar, Jose Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. ANTÚNEZ nunca cometería barbaridades contra los presidentes, no es una persona cruel.

Vuelve ANTÚNEZ a la lucha pidiendo poco de lo mucho que le deben. El pasado va retrocediendo cada día que el futuro llega haciendo su presente en la memoria de un preso defendiendo sus pretensiones de ahora ante el olvido histórico de sus derechos. Que puede hacer la víctima múltiple del crimen múltiple en la actualidad ante los delincuentes múltiples heredados por el estado ensañandose con las múltiples heridas de ANTÚNEZ. Muera la justicia de oposición a la humanidad, promovida por tribunales heredados de la vida fácil y conciencia cruel desde el odio al pobre para tener estadísticas de culpables publicitarios con parecida falsa seguridad activada por el franquismo. Túnicas negras que sólo ven el hoy escondiendo bajo la manta la causa principal que viene del ayer.

Hemos buscado en el fondo de la vida para ser útiles a la humanidad, encontrando que José Antúnez es inocente, es una persona reiteradamente destruida y sólo esperamos un gesto colectivo de conciencia para devolver a José Antúnez a la vida social en común arrebatada por la corrupción historica.

Desde el universo humano esperamos escuchar:

¡¡¡¡¡¡ANTÚNEZ AMNISTÍA LIBERTAD!!!!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s